viernes, 22 de julio de 2016

Escritos







Dos diamantes:      
                             
Edificar VIDAS y no un templo. Y la RELACIÓN personal con Jesús es + que ir al culto el día domingo.

Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. 1Co 3:9 

La vida cristiana y del ministerio se centra mayormente en un lugar de culto, congregación o edificio físico. Se gasta mucho tiempo y dinero para alquilar, construir, ampliarse o extenderse. Hay desafíos de fe para arrendar lugares de alto costo, con el sacrificio de esforzados creyentes que cada mes traen sus sobres con tal compromiso, más los diezmos, ofrendas, primicias, entre otros.

Que todo se centre en el templo o en un lugar más que en las vidas redimidas, es generacionalmente una continuidad del antiguo pacto y una herencia católica romana traspasada a las iglesias protestantes, por lo cual se ve reflejado en un marcado centralismo en el templo como lugar de culto o en el carisma de un individuo.

Nosotros somos santuario del Dios Vivo

He conocido pastores que han quebrado su ministerio por pagos y deudas que no se pueden suplir por concepto de arriendo o compra de recintos que son muy superiores a la cantidad de feligreses o entradas.

Nos pasamos la vida centrados en un lugar físico. Por esta ansiedad permanente por el lugar, se pierde la prioridad del discipulado, del evangelismo y de la misericordia. Las personas se sienten abrumadas, afectadas y muchos se retiran heridos de la congregación o se apartan del Señor.

Cuando parte de esta vida el fundador del templo, se van los hermanos, se divide la iglesia o sus familiares quieren vender ese lugar para repartir la herencia. El tiempo y dinero invertido en ese templo se desvanece y pasa como la neblina. (Es obvio que hay casos que no).

Es por eso que la mayor inversión es EDIFICAR VIDAS y no centrarse en el templo que es pasajero y perecedero. Es obvio que hay que tener un templo para congregarse, pero NO es prioritario o superior como lo es EDIFICAR VIDAS PARA CRISTO que afecta poderosamente al creyente y a todas sus generaciones, independientemente si están en el templo, en la casa, en problemas, en bienestar, en la cama, en el campo o en persecución.

También hay que recordar, que lo más importante es habitar y deleitarse en la Presencia de Dios. La intimidad con Cristo es más importante que ir al culto el día domingo. Este es el principio base del cristianismo seguidor de Jesús y no de un hombre, denominación, visión o templo.

Con sabiduría hay que arrendar o edificar un lugar y congregarse. Pero son dos peldaños muy inferiores, ya que lo primero y más IMPORTANTE y que TRASCIENDE es Edificar VIDAS y no un templo. Y la RELACIÓN personal con Jesús es + que ir al culto el día domingo.

“Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré, que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová" Sal 27:4

Bendiciones

Enrique M.



31/1/18

--------------------------------------------------------------



Imagen
Una gota
Por Enrique Martínez

Al concluir un año y comenzando el otro, hay numerosas proclamas. Declaramos bendiciones para nosotros y para otros. Se desatan torrentes y huracanes de provisiones. Están bien estas afirmaciones, las necesitamos, pero no podemos olvidar que en muchas ocasiones experimentamos tiempos áridos, problemas y necesidades de todo tipo. Individualmente, como familia o en el ministerio.

Puede ser que yo, tú u otros, estemos experimentando alguna dificultad en alguna o en varia áreas. O estemos a las puertas de una o en un futuro próximo. O definitivamente somos súper giga, cero problemas y bastante dinero en el bolsillo y con una salud extraordinaria a prueba de misiles scud.

Solo “una gota” de sus aguas derramada en mi corazón y EN EL TUYO, le pido a Dios para este nuevo año 2018. Si hay más mejor es. Si hay solo una gota de él, es suficiente y perfecta, porque proviene del AMADO ¡Aleluya!

Que seamos un ALTAR para ÉL. En nuestra familia y ministerio. Que cuidemos nuestra salud y que descansemos bajo un árbol quieto junto a nuestra familia tomándonos un mote con huesillos. No todo es trabajo y ganar dinero. No todo es ministerio. No todo es ir, venir y hacer incontables cosas.

 Al final del camino nos daremos cuenta que el haber estado debajo del árbol junto a nuestra familia fue lo más importante después de “una gota de él”.

“Si volviera a nacer dedicaría más tiempo a Dios y a mi familia” Billy Graham

Bendiciones

Enrique M.


2/1/2018



-----------------------------------------------------

Mi Primer Amor

Por Enrique Martínez

Dios puso esta reflexión en mi corazón para ministrarla el pasado domingo 16 en una hermosa congregación amiga de Las Asambleas de Dios. Dios hablo y se movió poderosamente. Con mi esposa ministramos a muchos necesitados y enfermos. Dios obro una vez más.

“Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” Apoc 2:4 RV60; “Sin embargo, hay algo que no me gusta de ti, y es que ya no me amas tanto como me amabas cuando te hiciste cristiano” BLS

El día que Jesús vino a nuestro encuentro o que le recibimos, fue el día más glorioso y admirable de nuestra existencia humana. No hay ni lo habrá como ese día tan especial de una nueva vida en Cristo Jesús.

En ese tiempo todo era hermoso, los hermanos, la iglesia, el servir, el adorar y por sobre todo el buscar y deleitarse en su Presencia, porque había llegado nuestro primer amor a nuestros sedientos y fracturados corazones. Cristo.

Pero al paso del tiempo comenzamos a enfriarnos, dejamos de servirle, ya no oramos, ni clamamos y por sobre todo dejamos nuestra primera prioridad de deleitarnos en su Presencia. Entramos en una comodidad, en una pasividad, en un conformismo y en un activismo al 100%,  dejando lo más importante, el buscar al amado de nuestra alma, a Jesús el Gran Rey. Como consecuencia entro el pecado, el relativismo y un afán desmedido por las cosas de este mundo, aunque siempre ha habido un remanente fiel y pequeño que no ha dejado este primer amor en sus vidas hasta hoy. Alabado sea Dios!

Las causas del Por qué dejamos nuestro primer amor, son variadas. Eje:

Las cosas incorrectas que hemos visto en la iglesia. Los bastonazos y lesiones que hemos recibido especialmente de hermanos o líderes. Los problemas y las enfermedades. El pecado. La soledad. El abandono y la no sistematización del tema de la obra de la cruz. La apatía por los cultos de oración y de clamor. La lejanía de santificarse y guardarse en testimonio para Dios y para los hombres. La relajación de los líderes. El éxito, la experiencia y el bagaje cristiano que muchas veces actuó con astucia para delinquir y los bomberos de siempre que apagan ese buscar y servir genuino de algunos y que son sarcásticamente presentados como “ese hermanito (a) esta con su primer amor”, en vez de animarles a seguir buscando al Amado.

En Apocalipsis 2:1-7 nos muestra una similar realidad a lo descrito. La iglesia (los hermanos) de Éfeso habían dejado su primer amor por Jesús. Jesús amoroso reconoce en ellos sus obras, sus trabajos abnegados, su paciencia, su sufrimiento y  su celo por los que han obrado mal. Pero Jesús les dice que él estaba molesto con ellos, porque habían dejado su primer amor. Les  exhorta que tomen conciencia de lo primero y de lo más importante que todo lo demás, de su primer amor por la búsqueda de Jesús. Que se arrepientan y que vuelvan a la primera prioridad, a Él.

Apreciados y Amadas en Cristo, volvamos a nuestro primer amor que es Jesús. El tiempo y nuestro tiempo se acorta, dedícalo a Él. Lo demás está bien, pero no dejes por ningún motivo tu primer llamado, tu primer ministerio, tu primer tesoro, tu primer Amor, Jesucristo de Nazaret.

“Cuando te vean pensaran que eres un nuevo creyente, porque has vuelto a tu primer amor, a tu amado, porque has regresado al principio y final. Quédate ahí, con el bienaventurado de tu alma”

Bendiciones

Enrique
Chile


17/4/2017

Nota: Esta reflexión que corra por millones de corazones. El fin, Volver a Él.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Diamantes de Jehová
Por Enrique Martínez


Se dice que de las piedras preciosas, los diamantes son los más costosos del planeta. Los de colores, sean azules, rosas o naranjas, acaparan la élite de las joyas. De hecho, a la hora de valorarlas, resulta más determinante la intensidad de su color que el tamaño de la misma y su escasez. Los cuatro diamantes más caros del mundo superan los 45 millones de dólares cada uno. Algunos de sus nombres: Oppenheimer Blue, Blue Moon Josephine, Graff Pink y The Little Prince.

En mis 30 años de caminar cristiano y de ministerio, he observado y por experiencia algunos diamantes de Jehová que vale la pena destacar, por el valor eterno que ellos poseen. Y que son dignos de imitar:

“Los Buscadores de Él”. Un remanente fiel muy reducido que busca, que ora, que clama, que se arrepiente, que sirve. Guardan sus vidas ante Dios, sus testimonios personales y como familias. Desprecian la maldad y se apartan ligeramente del peligro. Bienaventurados estos diamantes de Jehová!

“Los misericordiosos”. En los hospitales, en las cárceles, hogares y donde hay necesidad, ahí están siempre dispuestos a servir, a dar y animar. Casi siempre usan sus propios recursos para tan maravillosa labor. En general, no son líderes en sus congregaciones y poco reconocen su labor. Bienaventurados estos diamantes de Jehová!

“Los predicadores solitarios”. Persistentemente están en las plazas, calles, buses y en todos lados entregando una palabra evangelistica y de ánimo. Siempre tienen un tratado o un folleto en sus manos. Muchos de ellos tienen variadas limitantes y también físicas. Constantemente están listos. En general no son líderes. Al contrario, son despreciados y considerados sarcásticamente como llaneros solitarios. Bienaventurados estos diamantes de Jehová!

“Los siervos y siervas”. Hombres y mujeres de Dios que luchan cada día en sus congregaciones para crecer en integridad, calidad y cantidad. Evangelistas, Misioneros y otros Ministerios, que abnegadamente trabajan con pocos recursos en todo el mundo y en muchos casos con severas persecuciones. No ceden a la tentación del poder, la fama y el dinero. Se apartan de muchos que andan con cosas raras, en ilícitos o escalando a cualquier precio.

No se involucran con organizaciones incorrectas. Aprecian las cuentas claras y no son cómplices de maldades. Muchos de ellos son de congregaciones pequeñas y otras numerosas. Aman a su familia y son fieles en todo. Siempre están ayudando. Bienaventurados estos diamantes de Jehová!

En todos mis años de cristiano he sido más bendecido por Pastores y hermanos muy humildes y quebrantados. Otros enfermos y con carencias. Verdaderos diamantes de Jehová.

Hay muchos otros ejemplos de estos diamantes de Jehová.

“Un hombre caminaba lentamente con su bastón café carcomido por el tiempo, por un pasillo oscuro de un psiquiátrico. Había ido a comprar una bebida para compartir una palabra de Dios y un vaso de aquella con tres enfermos. Finalizó su visita y se fue en bus a su distante domicilio, una pieza que arrendaba con su precaria pensión de invalidez. Al otro día en su iglesia, escucho a un profeta  maldiciendo su salud y pobreza. Por esas palabras esa noche lloro como un niño amargamente y con culpa, en su reducida pieza forrada con cartón grueso. Pero de pronto escuchó desde el cielo: “Hijo mío no llores más, levántate, mira la cruz, PORQUE ERES UN DIAMANTE DE JEHOVÁ, HOY Y PARA SIEMPRE” Amén.

Bendiciones

Enrique M.
Santiago de Chile


28/10/2017


-------------------------------------


EL DAR ES MÁS QUE RECIBIR
Por Enrique Martínez

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. Hechos 20:35

Bienaventurado: Dichoso, bendito, bendecido, feliz.

Dar: Entregar, donar, regalar, conceder, otorgar, asignar, atribuir, ceder, traspasar, facilitar, obsequiar, propinar, proporcionar, aportar, suministrar, proveer, conferir, surtir, legar, subvencionar, gratificar.

El dar es una palabra que se escucha mucho en la vida y en la diversidad de ministerios que operan en el cuerpo de Cristo. A veces por la necesidad le levantar sustento usamos esta palabra solo en el aspecto de dinero, como que si la palabra en sí se refiera solamente a ello.

El Dar es un principio, no solamente dinero, sino dar afecto, dar una palabra de Dios de ánimo o fortaleza, dar amor y cariño, dar un gesto o saludo agradable, dar un abrazo, dar tiempo para la familia, dar tiempo para Dios, dar amistad, dar sacrificio, dar el diezmo y una buena ofrenda con alegría, dar un dinero o cosa a quien lo necesite, dar el asiento o ayudar a cruzar la calle a una persona, dar tiempo para escuchar más que hablar, dar misericordia al necesitado, etc.

Bien lo dijo Jesús, más bienaventurado es dar que recibir. En este contexto del pasaje se refiere ayudar a los necesitados. El que recibe es feliz por lo dado. Pero mayor felicidad recibe el que da.

Hace tiempo hubo un experimento sobre las endorfinas en el cerebro. Las endorfinas se liberan en el cerebro produciendo placer y felicidad, por el ejercicio, la música, el humor y por otras causantes para el bienestar. Y llegaron a la conclusión que la persona que recibía algo de un dador, se le liberaban endorfinas en su cerebro sintiendo alegría por recibir, pero el que daba se le liberaban mas endorfinas, sintiendo más felicidad que el que recibía algo.

Endorfinas “son péptidos opioides endógenos neurotransmisores.1 glándula pituitaria hipotálamo vertebrados durante el ejercicio,2 excitación dolor consumo de alimentos picantes o el consumo de chocolate enamoramiento orgasmo,3 4 analgésico y de sensación de bienestar”

Aquello lo he notado en un magnate de Chile, Farkas, que permanentemente regala altas sumas de dinero a muchas personas con diversas necesidades, donde requieren dinero. El que recibe se pone alegre por lo dado, pero el que da, Farkas, se le ve más feliz que el que recibe.

También es sabido y está comprobado que una de las terapias para levantar el ánimo para el desanimo, frustración o enfermedad, es dar tiempo ayudando a otros o dar en todo el sentido de la palabra. Se cumple entonces esta palabra de Jesús que es mas bienaventurado dar que recibir.

Ahora, lo más grande de todo es esto…si doy tiempo cada día para Dios, en oración e intimidad, la felicidad y el gozo será la más alta que todas, porque solamente ahí en su presencia hay plenitud (totalidad) de gozo. Aleluya!!!

De igual forma le invito a Dar de todo y veras la alegría de quien recibe, pero mayor será esta para vos que das y lo veras en tu corazón, mente y afectara positivamente tu cuerpo. El Dar agradará a Dios profundamente, bendecirá a quien lo reciba, mayor gozo y bendiciones vendrán para quien da.

¡Que Dios te bendiga y a Dar chiquillos y chiquillas, no seamos gallina de yeso, nunca da ni siquiera un huevito! Dar, Dar…

Sinceramente


Enrique M.


Santiago de Chile


23/11/2014


------------------------

Nuestra mayor Herencia y Legado
Por Enrique Martínez


“Nacisteis para Él”


La mayor herencia y legado de un creyente, no es un don. No es un ministerio o una denominación. No es un lugar o una congregación. No es una unción. No es un bien material. No es un libro o un diploma. No es un ser humano. Es Jesús, su persona en nuestra vida, es el máximo tesoro, el deleite más grande y el eterno propósito supremo en esta vida de peregrino. Esto es nuestro mayor legado para transmitir a nuestra familia, a los demás y a nuestras generaciones.

Estas líneas y la pluma bendita de su espíritu me han inquietado nuevamente para reafirmar que los creyentes y ministerios de todo el globo terráqueo, debemos volvernos a nuestro principal propósito de existir, a Jesús de Nazaret

Hoy hay un sobre énfasis en los dones, ministerios, en el conocimiento y en lo material, como medidas de la bendición de Dios en un individuo. Este tipo de medida es similar a la del mundo caído que te evalúa por lo que eres, tienes y por tus logros. Si eres pobre, enfermo o sin logros o cosas, no vales o no te consideran en el mundo sin Dios y en los ministerios centrados en esta vida pasajera. Si tienes a Cristo en tu vida, estas perfectamente completo.

Hay una poderosa escritura al respecto que se encuentra en el Libro de Números Cáp.18:1-32, sobre el sostenimiento de los sacerdotes y levitas, en especial el versículo 20 y Deuteronomio Cáp.18:1-8, sobre las porciones para los levitas, versículo 2. Leamos estas Escrituras:

Núm. 18: 20 “Y Jehová dijo a Aarón: De la tierra de ellos no
Tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy tu parte
Y tu heredad en medio de los hijos de Israel”

Deu 18:2 “No tendrán, pues, heredad entre sus hermanos;
Jehová es su heredad, como él les ha dicho”

Yo soy tu parte y tu heredad (palabras directas de Jehová) y Jehová es su heredad, son las frases que me impactaron en manera porque demuestra que Dios es el principal tesoro y no las cosas terrenales, temporales, aunque algunas son necesarias, Dios las da también, pero son relativas y no primarias, sino que lo más importante, esencial y transcendental en esta vida temporal, es Dios, ya que teniéndolo al él, lo tenemos todo, Colosenses 2:10.

En el Salmos 27:4 David lo ilustra muy bien cuando dice: una cosa (no dos), una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré. David fue un gran rey y un salmista poético que deseaba una cosa, una cosa anhelaba, estar en la casa de Jehová y contemplar su hermosura. Buscar la presencia de Dios era la meta suprema de David. Aquí contemplar es mirar, pensar, meditar quieta y reposadamente la presencia de Dios. Nosotros estamos invadidos por millones de actividades, por el estrés, por el cansancio y por afán sin fin. No nos detenemos para deleitarnos quietamente en Dios. La competencia de quien hace o logra más cosas de lunes a lunes, nos ha distraído de lo más importante, buscar su Presencia Manifiesta.

Nuestra mayor herencia y legado se hace llamar: El Alfa y la Omega; El Principio y el Fin; La Rosa de Sarón; El Lirio de los Valles; Pastor y Obispo de nuestras almas; Rey de Reyes; Señor de Señores. Esa mayor herencia y legado se llama: Jesús de Nazaret. A él busca con todo tú ser. Sera lo que al final del camino, permanecerá para siempre y tus generaciones serán afirmadas por esta Mayor Herencia y Legado que has abrazado perpetuamente.

Una herencia, un legado, una visión, un objetivo, un llamado, un fin, una meta, un ministerio: Cristo!

Llévame a tu hogar

Siento tu amor,
Que viene sobre mí,
Siento que una nube desciende.

///Llévame a tu hogar, arriba
Que mi lámpara este siempre, encendida
Quiero adorarte, bendecirte, Señor///

Bendiciones

Enrique M.
Santiago de Chile


15/2/2017


--------------------------------------------------------------------

EL MEJOR PERFUME 

Por Enrique Martínez

En una noche de lluvia y leyendo las escrituras, Dios me hablo de este hermoso relato de la mujer que derramo un perfume muy costoso sobre Jesús. Las escrituras de este hecho se encuentran en Mateo 26:6.13, Marcos 14:3-9 y Juan 12:1-8. Es importante leer este relato en los tres libros mencionados para que comprendamos con exactitud el cuadro completo de esta enseñanza. A continuación examinemos brevemente estos tres pasajes:


Mat 26:6-13


Este preciado perfume que la mujer derramo en la cabeza de Jesús, fue un acto de amor y adoración. Este perfume estaba dentro de un frasco de alabastro de gran precio.

Marcos 14:3-9

La mujer quebró el frasco antes de derramar el perfume en la cabeza de Jesús, aquí se menciona que este perfume era de nardo puro y su costo era de 300 denarios apróx, que era el sueldo de un año de un jornal, según algunos comentaristas.


Juan 12:1-8


María fue la mujer que derramo en Jesús una libra de perfume de nardo puro de gran precio. Esta María era la hermana de Marta y Lázaro y no la madre de Jesús. Aquí María ungió los pies de Jesús y los enjugó con sus cabellos, llenándose la casa de fragancia aromática del perfume de nardo.


Otro Relato en Lucas 7: 36-50



Pero hay otro relato en Lucas 7: 36-50 del derramar de perfume, el cual no es el mismo relato anterior de los tres libros y tampoco se sabe si es la misma mujer. Era una mujer prostituta muy pecadora, ella supo que Jesús estaba en la casa de un fariseo en una cena, fue a esa casa con un frasco de alabastro de perfume y estando detrás de Jesús, se postro llorando y comenzó a regar con sus lágrimas los pies de Jesús, enjugándoles con sus cabellos, besando sus pies muchas veces y ungiéndolos con ese perfume de gran precio.


El fariseo dueño de la casa no saludo con un beso a Jesús, ni le convido agua para lavar sus pies, pero si esta mujer pecadora lo hiso como un acto de retribución y amor a Jesús, ya que él le perdono muchos pecados y por lo tanto, amo más, demostrándolo con el acto de derramar ese perfume de alto valor en su maestro y eterno redentor, que declaro el principio de quien más ama es porque más se le ha perdonado.

En estos dos relatos vemos el derramar perfume de alto valor sobre Jesús, Rey único de devoción y gran perdonador.


Mejor Perfume

Pero hoy hay un más alto perfume para derramar en Jesús en amor y adoración. El derramar el corazón en su presencia, que es un mejor perfume, de mayor valor y aroma para él, un corazón quebrantado y humillado delante de su trono… derrama tu corazón…derrama tu alma en Jesús, abre tu alma, reconoce, humíllate, arrepiéntete, clama, adora, adora, no hay mayor perfume que ese…con aromas eternos, dejando impregnado muchos corazones y los de tus generaciones.

Derrama tu corazón, el mejor perfume y al alcance de todos.

…Derrama como agua tu corazón ante la presencia del SeñorLam 2:19 

…Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.  Sal 62:8 


Bendiciones

Enrique
Chile


9/8/2015


-----------------------------------------------------------------------------------------